Eres Empresa

Eres el Presidente de tu propia empresa…

La regla de
"Tus clientes son tu prioridad"

Por qué necesitas preocuparte sinceramente por tus clientest.

Customer_love

Grábate esto en tu mente: Tú y tus empleados necesitáis hacer lo que sea necesario para complacer a los clientes que demuestran su confianza en tu negocio con su dinero, que confían en que serás capaz de ofrecerles la experiencia emocional que buscan (aunque sea de forma inconsciente) cuando compran tus productos o servicios.

La mayoría de los propietarios de negocios, se enamoran de su lugar de trabajo, de su local, de sus productos o incluso de sus servicios. Piensan que tienen la mejor tienda, las mejores ofertas o el mejor servicio en la ciudad... No cometas este error, en lugar de enamorarte de tus propias ofertas, enamórate de tus clientes. Díselo, o mejor aún, muéstraselo con la calidad de tus productos y con la excelencia de tu servicio que de verdad te importan, que su bienestar es importante para ti y tus empleados. Prueba a hacer esto y te garantizo que obtendrás una recompensa mil veces mayor que el esfuerzo empleado.

Ya sé que esto te puede sonar un poco místico o metafísico, pero créeme. No lo es. Si complaces a tus clientes, tus clientes volverán a comprar una y otra vez. Recomendarán tu negocio a sus familiares y amigos, a sus colegas y a cuantas personas quieran oírles.

Nadie quiere recomendar o volver a un negocio cuando su experiencia previa fue menos que excelente. Quizás vuelvan por otras razones (conveniencia de la ubicación o quizás precios más baratos), pero si tratas a estos clientes con el mínimo esfuerzo para realizar la venta, en lugar de mostrar un interés genuino en sus personas; en hacer que su experiencia de compra se especial, no recomendarán tu negocio a nadie. Incluso si su experiencia fue negativa, pondrán a tu negocio por los suelos. En el mejor caso, tu negocio será solamente uno más de los muchos mediocres que existen. En el peor caso, los clientes ya nunca más volverán a visitar tu negocio y ahuyentarán a otros clientes potenciales con sus críticas negativas.

Negative_feedback
No menosprecies nunca la publicidad negativa. Las estadísticas nos muestran que un cliente insatisfecho dirá al menos a 12 personas (amigos, familiares y colegas) que nunca hagan transacciones contigo y les explicarán con todo lujo de detalles su mala experiencia, a menudo, exagerando los hechos pues, de nuevo, no relatarán hechos objetivos sino cómo se sintieron cuando la transacción fue menos que satisfactoria. Y estas estadísticas eran de los viejos tiempos (antes de la masiva penetración y popularidad de internet), porque 12 personas eran la media de cuántas se relacionaban. En estos días, con la popularidad de Web 2.0 y las redes sociales, puedes multiplicar este número de gente que recibe la información negativa por cientos o incluso por miles si la persona la comenta en un foro muy leído.